Yamaha R1, un loco temerario por Moscú

7 - enero - 2012

Está claro que la idiotez no tiene limites. Sin comentarios a la estupidez del protagonista de este video


A %d blogueros les gusta esto: