Técnicas de Lavado de Cerebro

Excelente artículo de Dick Sutphen sobre este polémico tema que sospechamos es de uso habitual en nuestra sociedad, mucho más del que nos imaginamos y con muy poca preocupación por nuestra parte como miembros de la misma. ¿Usted qué opina?

El Arte de la Estrategia

TRUCOS PSICOLOGICOS

Técnicas de lavado de cerebro. Por Dick Sutphen

EN TODA LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD, NADIE HA SUFRIDO UN LAVADO DE CEREBRO Y SE HA DADO CUENTA, O HA CREÍDO, QUE LO ESTABA SUFRIENDO. Quienes han pasado por ello por regla general defienden apasionadamente a sus manipuladores, asegurando que solamente les han “enseñado la luz”…. o han sido transformados de alguna manera milagrosa

PROLOGO

Soy Dick Sutphen y esta cinta es una grabación de estudio, una versión ampliada de la charla que tuvo lugar en el congreso mundial de la Sociedad de Hipnotizadores Profesionales en Las Vegas, Nevada. Aunque la grabación está protegida por un copyright para impedir duplicaciones ilegales para venderla a otras compañías, en este caso, invito a los individuos a hacer copias y darlas a los amigos o a cualquiera en posición de poder comunicar esta información.

Aunque he sido entrevistado acerca de este tema en muchas emisoras de radio y TV locales y regionales, la comunicación a gran escala parece estar bloqueada, ya que pudiera resultar una sospecha o investigación del mismo medio en que se difunde o de los sponsors que lo financian. Algunas agencias gubernamentales no desean que esta información se difunda. Y tampoco los renacidos movimientos y cultos Cristianos y sociedades de formación de potenciales humanos.

Todo lo que voy a exponer no refleja sino la superficie del problema. No sé como puede detenerse el mal uso de estas técnicas. No creo que sea posible legislar contra lo que, frecuentemente, no puede ser detectado; y si los que legislan están utilizándolas, hay pocas esperanzas de aplicar las leyes a la conducta del gobierno.

Sé que el primer paso para iniciar el cambio es generar interés en ello. En este caso, solo puede llegar de los esfuerzos clandestinos (no oficiales). Hablando de este tema, estoy hablando de mi propio medio de vida. Lo conozco, y sé lo efectivo que puede llegar a ser.

Soy productor de cintas hipnóticas y con mensajes subliminales y, en algunos de mis seminarios, utilizo tácticas de conversión para ayudar a los participantes a llegar a ser independientes y autosuficientes. Pero, cada vez que uso estas técnicas, advierto de que las estoy usando, y las personas participantes pueden elegir si asistir a ello o no. También saben el resultado que cabe esperar de su participación.

De modo que, para empezar, quiero dejar claro el más básico de los hechos sobre los lavados de cerebro: EN TODA LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD, NADIE HA SUFRIDO UN LAVADO DE CEREBRO Y SE HA DADO CUENTA, O HA CREÍDO, QUE LO ESTABA SUFRIENDO. Quienes han pasado por ello por regla general defienden apasionadamente a sus manipuladores, asegurando que solamente les han “enseñado la luz”….o han sido transformados de alguna manera milagrosa. EL NACIMIENTO DE LA CONVERSIÓN es una palabra “amable” para designar el LAVADO DE CEREBRO…y cualquier estudio acerca del lavado de cerebro debe de comenzar con el estudio del resurgimiento Cristiano en la América del siglo XVIII.

EL NACIMIENTO DE LA CONVERSIÓN/LAVADO DE CEREBRO EN EL RESURGIMIENTO CRISTIANO EN 1735.

Aparentemente, Jonathan Edwards descubrió accidentalmente las técnicas durante la cruzada religiosa de 1735 en Northampton, Massachussets. Induciendo sentimientos de culpa y aprensión aguda, e incrementando la tensión, los “pecadores” que asistían a su reuniones de resurgimiento acababan rompiéndose y sometiéndose completamente.

Técnicamente, lo que Edwards hacía era crear condiciones que limpiaban el cerebro para que la mente aceptara una nueva programación. El problema era que las nuevas órdenes eran negativas. Les podía decir: “¡Sois pecadores, estáis destinados al infierno!” El resultado fue que una persona se suicidó y otra intentó hacerlo. Y los parientes del suicida contaron que ellos estaban también tan profundamente afectados que, aunque habían encontrado la “salvación eterna”, estaban obsesionados con la diabólica tentación de acabar con sus vidas.

Una vez un predicador, o un líder de una religión, un manipulador o una figura con autoridad crea la fase en que el cerebro puede vaciarse y quedar limpio, sus víctimas quedan completamente abiertas. Nuevas instrucciones, en forma de sugestiones, pueden sustituir a sus ideas previas. Como Edwards no enviaba mensajes positivos hasta el final del resurgimiento, muchos aceptaron las sugestiones negativas y actuaron, o desearon actuar, según ellas.

Charles J. Finney fue otro renacentista Cristiano que utilizó las mismas técnicas cuatro años más tarde en conversiones religiosas en masa en Nueva York. Las técnicas son todavía usadas por renacentistas cristianos, cultos, enseñantes, empresas, y el ejército de los Estados Unidos, por citar solo unos pocos. Déjenme señalar aquí que no creo que la mayor parte de los renacentistas religiosos se den cuenta de que están usando técnicas de lavado de cerebro.

Edwards simplemente insistió en un sistema que realmente funcionaba, y otros no hicieron más que copiarle y lo siguen haciendo doscientos años después. Y cuanto más sofisticado es nuestro conocimiento y nuestra tecnología, más efectiva es la conversión. Estoy profundamente convencido de que esta es una de las principales razones del incremento del fundamentalismo cristiano, especialmente en su variedad televisiva, mientras la mayor parte de las religiones convencionales declinan.

LAS TRES FASES DEL CEREBRO

Aunque los cristianos fueran los primeros en formular con éxito el lavado de cerebro, hemos de mirar a Pavlov, el científico ruso, para obtener una explicación técnica. En los primeros años del siglo, su trabajo con animales abrió la puerta a ulteriores investigaciones con seres humanos. Tras la revolución rusa, Lenin vio rápidamente el potencial de la aplicación de las investigaciones de Pavlov a sus propios fines. Pavlov identificó tres estadios diferentes y progresivos de la inhibición transmarginal.

El primero es la fase EQUIVALENTE, en la que el cerebro da la misma respuesta a estímulos débiles o fuertes. La segunda es la fase PARADÓJICA, en la cual el cerebro responde más activamente a los estímulos débiles que a los fuertes. Y la tercera es la fase ULTRA- PARADÓJICA, en la que las respuestas condicionadas y los patrones de comportamiento pasan de positivos a negativos o de negativos a positivos.

Con la progresión a través de cada fase, el grado de conversión se hace más efectivo y completo. Las formas de conseguir la conversión son muchas y variadas, pero el primer paso habitual en el lavado de cerebro religioso o político es trabajar con las emociones del individuo o del grupo hasta que alcanzan un nivel anómalo de ansiedad, miedo, excitación o tensión nerviosa. El resultado progresivo de esta condición mental es la disminución de la capacidad de juicio y el incremento de la sugestibilidad.

Cuanto más se mantenga o intensifique esta condición, más se agrava. Una vez se alcanza la catarsis, o primera fase cerebral, la conquista completa de la mente es más fácil. La programación mental preexistente puede ser reemplazada por nuevos patrones de pensamiento y conducta. Otras armas usadas frecuentemente para modific ar el normal funcionamiento del cerebro son el adelgazamiento, las dietas radicales o altas en azúcar, las incomodidades físicas, la regulación de la respiración, el recitado de mantras en la meditación, la exposición de misterios asombrosos, efectos espec iales de luz y sonido, la respuesta programada al incienso, o intoxicación por drogas.

Se consiguen los mismos resultados en los tratamientos psiquiátricos contemporáneos con electroshock o con la disminución intencionada de los niveles de azúcar en sangre inyectando insulina. Antes de hablar del modo exacto en que algunas de la técnicas se aplican, quiero señalar que la hipnosis y las técnicas de conversión son dos cosas diferentes–y que las técnicas de conversión son mucho más poderosas. Sin embargo, ambas se usan a la vez frecuentemente …con poderosos resultados.

COMO TRABAJAN LOS PREDICADORES RENACENTISTAS

Si quiere ver a un predicador renacentista en plena faena, en su ciudad hay

probablemente varios. Vaya a la iglesia temprano y siéntese en la parte de atrás.

Probablemente, se tocará una música repetitiva mientras la gente va llegando. Un

ritmo repetitivo, idealmente de 45 a 72 “golpes” por minuto (un ritmo cercano al

del corazón humano), es muy hipnótico y puede generar estados alterados de la

conciencia en un alto porcentaje de personas. Y, una vez se está en estado alfa, se

es al menos 25 veces más sugestionable que en estado beta de plena conciencia.

La música es probablemente la misma en todos los servicios, o tiene el mismo

ritmo, y muchas personas pueden caer en estados alterados de la conciencia en

cuanto entran en la iglesia. Subconscientemente, recuerdan su estado mental en

servicios anteriores y responden de acuerdo con la programación post-hipnótica.

Mire a la gente mientras espera que comience el servicio. Muchos muestran signos

externos de trance: relajación corporal y ojos ligeramente dilatados. A menudo, se

balancean adelante y atrás sentados en sus sillas. Después, el sacerdote entra. Y

suele hablar con una “voz rodada”.

TÉCNICA DE LA VOZ RODADA La “voz rodada” es un estilo repetitivo y rítmico

usado por los hipnotizadores cuando quieren inducir un trance. Lo usan también

muchos abogados, algunos de los cuales son consumados hipnotizadores, cuando

desean introducir firmemente una idea en la mente del jurado. La voz rodada

puede sonar como si el orador estuviera hablando con el ritmo de un metrónomo, o

como si estuviera enfatizando cada palabra con un estilo monótono y repetitivo. Las

palabras son pronunciadas habitualmente a un ritmo de 45 a 60 por minuto,

maximizando el efecto hipnótico.

Luego, el sacerdote comienza el proceso de “construcción”. Induce un estado

alterado de la conciencia y/o comienza a excitar a los oyentes. Después, un grupo

de mujeres jóvenes con “dulces y puros” vestidos de gasa suelen salir a cantar. Las

canciones Gospel son estupendas para crear excitación y hacer que los oyentes se

IMPLIQUEN. En mitad de la canción, una de las muchachas puede ser “poseída por

el espíritu” y caer al suelo o actuar como si el Espíritu Santo estuviera en su

interior. Esto incrementa muy efectivamente la intensidad en la habitación.

En este punto, las tácticas de hipnosis y de conversión están siendo mezcladas. Y el

resultado es que la atención de la audiencia se focaliza en la comunicación a

medida que el ambiente se hace más excitado o tenso. Más o menos en ese

momento, cuando se ha conseguido un estado mental alfa colectivo, es cuando

pasan el cesto de las donaciones. En el plano de fondo, la voz rodada del sacerdote

puede exhortar “Dad a Dios…Dad a Dios…Dad a Dios…” Y los asistentes dan.

Puede que Dios no coja el dinero, pero su representante si que lo hace. Después

aparece el sacerdote “amenazador”. Induce el miedo e incrementa la tensión

hablando acerca del “diablo”, “ir al infierno” o de la proximidad del fin del mundo.

En el ultimo rally de este tipo al que asistí, el predicador habló acerca de la sangre

que pronto manaría de cada boca en la tierra. Estaba también obsesionado con la

“sangrienta lanza de Dios”, que todos habían visto colgada sobre el púlpito la

anterior semana. No tengo ninguna duda de que todos la vieron.

El poder de la sugestión dada a cientos de personas en la hipnosis asegura que al

menos del 10 al 25 por ciento de ellos verán cualquier cosa que se les sugiera que

han de ver. En la mayor parte de las reuniones renacentistas, “testificar” o “ser

testigos” sigue usualmente al sermón basado en el miedo. Gente del auditorio se

levanta y relata sus historias. “¡Estaba impedido y ahora puedo andar!” “¡Tenía

artritis y ahora se ha curado!” Son manipulaciones psicológicas que funcionan.

Tras escuchar numerosos casos de historias de curaciones milagrosas, el tipo medio

de la audiencia con un problema menor está convencido de que puede ser curado.

La sala está cargada con miedo, culpabilidad, intensa excitación y expectación. En

ese momento los que quieren ser curados se alinean alrededor de la habitación, o

se les dice que salgan al frente. El predicador puede tocarles la cabeza firmemente

y gritar “¡Sana!” Esto libera la energía psíquica y, para muchos, resulta la catarsis.

La catarsis es la purga de las emociones reprimidas. Unos individuos pueden llorar,

caer al suelo o incluso tener espasmos. Y si la catarsis se efectúa, tienen una

posibilidad de curarse. En la catarsis (una de las tres fases cerebrales mencionadas

anteriormente), el cerebro queda temporalmente vacío y se aceptan las nuevas

sugestiones. Para algunos, la curación puede ser permanente. Para muchos, puede

durar de cuatro días a una semana, que es, incidentalmente, lo que duran las

sugestiones hipnóticas dadas a un sujeto en estado de sonambulismo. Incluso si la

curación no es duradera, la vuelta de estas personas a la iglesia cada semana

asegura que el poder de sugestión va a anular continuamente el problema….o a

veces, tristemente, puede enmascarar un problema físico que perjudicará al

individuo a largo plazo.

No estoy diciendo que no ocurran verdaderas curaciones. Ocurren. Puede que la

persona estuviera lista para dejar de lado la negatividad que causó el problema en

principio; puede que fuera obra de Dios; Pero creo que pueden explicarse con el

conocimiento actual del funcionamiento de la mente/el cerebro. Las técnicas y la

representación pueden variar de iglesia a iglesia. Muchas usan “el don de lenguas”

para generar la catarsis en algunas personas mientras el espectáculo crea intensa

excitación en los observadores.

El uso de técnicas hipnóticas por los religiosos es sofisticada, y los profesionales

aseguran que son cada vez más efectivas. Un hombre en Los Angeles esta

diseñando, construyendo y remodelando iglesias de todo el país. Dice a los

sacerdotes lo que necesitan y como deben usarlo. La experiencia de este hombre

dice que la audiencia y los ingresos de la congregación se duplicarán si el ministro

sigue sus consejos. Admite que alrededor del 80 por ciento de sus esfuerzos se

dirigen al sistema de iluminación y sonido. Un sonido potente y el uso adecuado de

la iluminación es de primera importancia para inducir un estado alterado de la

conciencia. He estado usándolos durante años en mis propios seminarios. Pero mis

participantes están plenamente advertidos del proceso y de lo que pueden esperar

como resultado de su participación.

SEIS TECNICAS DE CONVERSION

Los cultos (sectas) y las organizaciones de potencial humano están siempre

buscando nuevos conversos. Para conseguirlos, deben también crear una fase

cerebral. Y a menudo necesitan hacerlo en un corto espacio de tiempo, un fin de

semana, o tal vez incluso un día. Las siguientes son seis técnicas primarias usadas

para generar la conversión. El encuentro o reunión de entrenamiento se producen

en un lugar en el que los participantes están separados del mundo exterior. Puede

ser cualquier lugar: una casa privada, un emplazamiento rural remoto, o incluso la

sala de bailes de un hotel en donde a los participantes solo se les permite un uso

limitado del cuarto de baño.

En un primer paso, en las organizaciones de potencial humano, los controladores

dan una larga charla acerca de la importancia de “mantener los compromisos” en la

vida. A los participantes se les dice que si no mantienen sus compromisos, su vida

nunca funcionará bien. Es una buena idea mantener los compromisos, pero los

controladores subvierten un valor humano positivo para sus propios propósitos. Los

participantes se juran a sí mismos y a su entrenador que mantendrán sus

compromisos. Cualquiera que no lo haga es intimado a hacerlo o abandonar

inmediatamente la reunión.

El siguiente paso es comprometerse a completar el entrenamiento, asegurando así

un alto porcentaje de conversiones para la organización. Tienen que

comprometerse GENERALMENTE a no tomar drogas, fumar, y a veces no comer…o

se les da breves interrupciones para comer que incrementan la tensión. La

verdadera razón para el compromiso es alterar la química interna, que genera

ansiedad y con suerte, no hace más que desequilibrar levemente el sistema

nervioso, lo que a su vez aumenta las posibilidades de conversión.

Antes de que termine el encuentro, los compromisos se usan para asegurar que los

nuevos conversos vayan fuera y encuentren nuevos participantes. Son obligados a

comprometerse a ello antes de partir. Como la importancia de mantener los

compromisos es tan alta en sus prioridades, los conversos presionarán a todos sus

conocidos, intentando hablarles acerca de su asistencia a una sesión introductoria

gratuita que la organización ofrecerá en el futuro.

Los nuevos conversos son zelotes. De hecho, la frase interna para promocionar la

mayor y más exitosa organización de potencial humano es “¡que lo venda un

zelote!” Al menos un millón de personas son adeptos a estas organizaciones y un

buen porcentaje de ellos llevan un “botón” de activación mental que asegura su

futura lealtad si el gurú o la organización les llaman. Piensen acerca de la

implicaciones políticas de cientos de miles de zelotes programados para hacer

campaña a favor de su gurú.

Tengan cuidado con una organización de este tipo que ofrezca sesiones de

seguimiento después del seminario. Las sesiones de seguimiento pueden ser

reuniones semanales dadas de forma regular que la organización intente hacerle

seguir, o cualquier evento usado para mantener el control. Como sabían los

primitivos renacentistas Cristianos, el control a largo plazo depende de un buen

sistema de seguimiento.

Bien. Ahora, echemos un vistazo al segundo punto que indica que se están

utilizando técnicas de conversión. Se utiliza un esquema que causa fatiga física y

mental. Esto se hace en primer lugar realizando sesiones de muchas horas durante

las cuales los participantes no tienen ocasión de relajarse o reflexionar.

Tercer paso: técnicas para aumentar la tensión en la habitación y en el entorno.

Cuarto paso: Incertidumbre. Podría pasar horas hablando acerca de las diversas

técnicas para incrementar la tensión y generar incertidumbre. Básicamente, los

participantes se sienten preocupados por la posibilidad de ser “pillados” por los

organizadores, y se ponen en juego sentimientos de culpabilidad, los participantes

son instados por los organizadores a relatar verbalmente sus más íntimos secretos

a otros participantes o forzados a participar en actividades que enfatizan el

“quitarse las máscaras”. Uno de las más efectivas organizaciones de “potencial

humano” fuerza a los participantes a mantenerse de pié en el estrado frente a toda

la audiencia mientras son atacados verbalmente por los organizadores.

Una encuesta pública realizada hace algunos años reveló que la situación más

temida en general es la de hablar en público. Se sitúa por encima de lavar cristales

exteriores en el piso 85 de un edificio de oficinas. De modo que pueden imaginarse

el temor y la tensión que esta situación genera entre los participantes. Algunos se

desmayan, pero otros pueden soportar el estrés saliendo mentalmente del lugar.

Literalmente pasan a estado alfa, lo que los hace automáticamente mucho más

sugestionables de lo que son normalmente. Y otra vuelta en la espiral hacia la

conversión queda completada.

El quinto indicio de que se están usando técnicas de conversión es la introducción

de un argot: nuevos términos que solamente tienen significado para “iniciados” que

participan. A veces se usa un lenguaje incorrecto intencionadamente para hacer

que los participantes se dientan incómodos.

El punto sexto es que no hay ni rastro de humor en las conferencias…al menos

hasta que los participantes han sido convertidos. Entonces, la alegría y el humor

son muy deseables como símbolo de la felicidad que los participantes se supone

que han “encontrado”.

No estoy diciendo que no resulte ningún bien de estas reuniones. Puede suceder y

sucede. Pero sostengo que es bueno que la gente sepa lo que ha sucedido y que

una participación continua puede no ser de su interés. A través de los años, he

dirigido seminarios profesionales para enseñar a la gente a ser hipnotizadores,

entrenadores y consejeros.

Algunos de ellos se han acercado a mi y me han dicho: “Estoy aquí porque sé que

lo que hago funciona, pero no se por qué”. Después de mostrarles como y por qué,

muchos han salido del negocio o han decidido encararlo de manera mucho más

humana y cariñosa. Muchos de esos entrenadores se han convertido para mi en

amigos personales, y a todos nos asusta el haber experimentado el poder de una

persona con un micrófono en la mano en una habitación llena de gente.

Añadan un poco de carisma y pueden estar seguros de obtener un alto porcentaje

de conversiones. La triste realidad es que un alto porcentaje de personas quiere

“creer”. Las reuniones de culto y las de empresas de potencial humano son lugares

ideales para observar de primera mano o que se llama técnicamente el “Síndrome

de Estocolmo”. Esta es una situación en la que los que son intimidados, controlados

o padecen sufrimiento impuestos, comienzan a amar, admirar e incluso en

ocasiones desear sexualmente a sus controladores o secuestradores. Déjenme

introducir aquí una palabra de aviso: Si usted piensa que puede asistir a una de

esas reuniones y no resultar afectado, probablemente está equivocado.

Un ejemplo perfecto es el caso de una mujer que fue a Haití con una beca

Guggenheim para estudiar el Voodoo haitiano. En su informe, relataba como la

música inducía finalmente un movimiento corporal incontrolable y un estado

alterado de la conciencia. A pesar de que entendía el proceso y pensaba que estaba

por encima de ello, cuando empezó a sentirse vulnerable a la música, intentó luchar

contra ello y lo consiguió momentáneamente. El miedo o la resistencia casi siempre

aseguran la conversión.

Pocos momentos después se sintió poseída por la música y comenzó a bailar en

trance alrededor de la sala de reunión voodoo. Una fase cerebral había sido

inducida por la música y la excitación, y se despertó sintiéndose renacida. La única

esperanza de asistir a una de esas reuniones sin ser afectado es ser un Buda y no

permitirse emociones negativas ni positivas. Pocas personas son capaces de un tal

desapego. Antes de seguir adelante, veamos nuevamente los seis puntos esenciales

de conversión.

Quiero mencionar al Gobierno de los Estados Unidos y los campos de

entrenamiento del ejército. El cuerpo de los marines habla de romper a los hombres

antes de “reconstruirlos como hombres nuevos: ¡como marines!” Bien, eso es

exactamente lo que hacen, de la misma manera que las iglesias o sectas rompen a

las personas y las reconstruyen como felices vendedores de flores en las esquinas

de las calles. Considerando las necesidades del ejército, no estoy haciendo juicios

acerca de si es bueno o malo. ES UN HECHO que los hombres sufren efectivamente

un lavado de cerebro. Los que no se someten son despedidos o pasan gran parte

de su tiempo en el calabozo.

PROCESO DE DECOGNICION

Una vez se ha efectuado la conversión inicial, las sectas, servicios armados y

grupos similares no pueden tener dudas acerca de sus miembros. Los miembros

deben responder a las órdenes y actuar como se les dice, de lo contrario son

peligrosos para el control de la organización. Esto se consigue por medio de las tres

etapas del proceso de decognición.

El primer paso es LA REDUCCIÓN DE LA ALERTA: Los controladores causan un

mal funcionamiento del sistema nervioso, haciendo difícil la distinción entre fantasía

y realidad. Esto se puede llevar a cabo de diferentes maneras.

La DIETA POBRE es una de ellas; cuidado con las galletitas y las píldoras de

glucosa. El azúcar estropea el sistema nervioso.

Más sutil es la DIETA ESPIRITUAL usada por muchas sectas. Comen solamente

vegetales y fruta; sin la ayuda de las legumbres, frutos secos, semillas, lácteos,

pescado y carne, el individuo queda mentalmente “lento”.

SUEÑO INADECUADO es otra forma primaria de reducir la alerta, especialmente si

se combina con largas horas de trabajo o de intensa actividad física. Ser

bombardeado con experiencias intensas y especiales consiguen el mismo resultado.

El segundo paso es LA CONFUSIÓN PROGRAMADA: La persona es asaltada

mentalmente mientras se encuentra en estado de alerta reducida causada en el

primer paso. Se consigue con un diluvio de información nueva, lecturas, discusiones

en grupo, encuentros o sesiones cara a cara en los que usualmente el controlador

bombardea al sujeto con preguntas. Durante esta fase de la decognición, la

realidad y la ilusión a menudo se mezclan y una lógica perversa es fácilmente

aceptada.

El tercer paso es LA DETENCIÓN DEL PENSAMIENTO: Se utilizan técnicas que

hacen que la mente se quede “plana”. Estas son técnicas de “estado alterado de la

conciencia” que inicialmente inducen la calma dándole a la mente algo simple en lo

que fijar la atención. Manteniéndolo mucho tiempo se produce una sensación de

euforia y finalmente alucinaciones.

El resultado es la reducción del pensamiento y finalmente, si dura lo suficiente, la

parada de todo pensamiento y el rechazo de todos y todo lo que no sean las

directrices emanadas del controlador. La conquista es entonces completa. Es

importante señalar que cuando los miembros o participantes son instruidos para

usar las técnicas de “parada del pensamiento”, se les dice que se verán

beneficiados por hacerlo: serán “mejores soldados” o “encontrarán la luz”.

Hay tres técnicas básicas usadas para detener el pensamiento.

La primera es la MARCHA: el ritmo tump, tump, tump crea literalmente autohipnosis

y por lo tanto gran susceptibilidad a la sugestión.

La segunda técnica es la MEDITACIÓN. Si alguien dedica cada día una hora y

media a la meditación, después de unas pocas semanas hay muchas posibilidades

de que no vuelva al estado beta de conciencia. Puede permanecer en estado alfa

por tanto tiempo como continúe practicando la meditación. No estoy diciendo que

sea MALO, si lo hace por si mismo. Puede ser muy beneficioso. Pero es un hecho

que está provocando que su mente quede “plana”.

He trabajado con personas que practican la meditación cuyos resultados

electroencefalográficos son concluyentes: cuanto más medita alguien, más plana es

su mente hasta que, finalmente y en especial si se utiliza conjuntamente con la

decognición o en exceso, todo pensamiento desaparece. Algunos grupos religiosos

ven esto como el Nirvana, pero eso es una tontería. Es simplemente un resultado

fisiológico predecible. Y si el cielo en la tierra es realmente no pensar y no tomar

decisiones, creo que debo cuestionarme para que estamos aquí.

La tercera técnica para parar el pensamiento es CANTAR, y a menudo, cantar

en la meditación. “Hablar en otras lenguas” puede ser también incluido en esta

categoría. Estas tres técnicas producen un estado alterado de la conciencia. Esto

puede ser estupendo si UNO MISMO está controlando el proceso, porque uno

mismo controla también las influencias que le llegan de fuera. Yo, personalmente,

uso al menos una sesión programada de auto-hipnosis al día y sé qué beneficioso

es para mi. Pero uno tiene que saber que usando esas técnicas hasta el extremo de

permanecer continuamente en estado alfa, aunque uno sea muy maduro, también

le hace más sugestionable.

VERDADEROS CREYENTES Y MOVIMIENTOS DE MASAS

Antes de terminar esta sección acerca de la conversión, quiero hablar acerca de las

personas que son más vulnerables a ella y acerca de los movimientos de masas.

Estoy convencido de que al menos un tercio de la población es lo que Eric Hoffer

llama “creyentes verdaderos”. Son seguidores…gente que quiere entregar a otros

el poder, ser convencidos. Están buscando respuestas, sentido a las cosas y una

iluminación que proceda de fuera de sí mismos.

Hoffer, que escribió EL VERDADERO CREYENTE, un clásico en movimientos de

masas, dice “los verdaderos creyentes no pretenden potenciar ni mejorar su propio

yo, sino que están deseando librarse de un yo no querido. Son seguidores, no

porque deseen avanzar ellos mismos, sino porque eso puede satisfacer su pasión

de renunciar a su yo”. Hoffer dice también que los verdaderos creyentes “están

eternamente incompletos y eternamente inseguros”.

Conozco esto a través de mi propia experiencia. En los años que llevo comunicando

conceptos y dirigiendo entrenamientos, he encontrado este tipo de personas una y

otra vez. Todo lo que puedo hacer es mostrarles que lo único que se debe buscar es

nuestro verdadero YO en nuestro interior. Sus respuestas personales han de

encontrarse allí una y otra vez. Les comunico que la base de la espiritualidad es la

auto- responsabilidad y el auto-mejoramiento.

Pero muchos de los verdaderos creyentes me dicen simplemente que yo no soy

espiritual y se van a buscar a alguien que les dé el dogma y la estructura que ellos

desean. Nunca debe subestimarse el peligro potencial que representa esa gente.

Pueden ser convertidos fácilmente en fanáticos que mueran y maten encantados

por su sagrada causa. Es un sustituto de su fe perdida en sí mismos y se ofrecen a

sí mismos como sustitutos de la esperanza individual.

La Mayoría Moral está construida con verdaderos creyentes. Todos los cultos están

compuestos de verdaderos creyentes. Se los puede usted encontrar en la política,

la iglesia, los negocios y los grupos que trabajan por una causa social. Son los

fanáticos de todas esas organizaciones. Los movimientos de masas tienen por regla

general un líder carismático. Los seguidores quieren convertir a otros a su manera

de vivir o imponerles un nuevo modo de vida — si es necesario haciendo leyes que

obliguen a los demás a adoptar su punto de vista, como se evidencia en las

actividades de la Mayoría Moral.

Esto significa forzar con armas o con castigos, en realidad esta es la base que

subyace en las obligaciones legales. La existencia de un enemigo común, un

demonio, es esencial para el éxito de los movimientos de masas. Los renacentistas

cristianos tenían a Satán en persona, pero eso no era suficiente: han añadido lo

oculto, los pensadores de la Nueva Era y, por último, a todos los que se oponen a

su mezcla de iglesia y política, como se evidencia en sus campañas políticas contra

todos los que no están de acuerdo con sus opiniones.

En las revoluciones, el demonio es generalmente el poder establecido o la

aristocracia. Algunas empresas de potencial humano son demasiado listas para

pedir a sus miembros que se afilien a ellas, etiquetándose a sí mismos de ese modo

como secta, pero, si miramos detenidamente, nos damos cuenta que el demonio es

todo aquel que no ha seguido su entrenamiento. Hay movimientos de masas sin

demonios, pero esos nunca llegan a mucho.

Los Verdaderos Creyentes son gente mentalmente desequilibrada e insegura, o

personas sin esperanza o sin amigos. Gente que no busca aliados para amar, pero

si para odiar o para obsesionarse con una causa. Y los que desean una nueva vida y

un nuevo orden de cosas sienten que las viejas maneras deben de ser eliminadas

antes de que su nuevo orden pueda ser construido.

TÉCNICAS DE PERSUASIÓN

La persuasión no es técnicamente lo mismo que el lavado de cerebro pero es la

manipulación de la mente humana por otro individuo, sin que la parte manipulada

se de cuenta de que es lo que le ha hecho cambiar de opinión. Me gustaría tener

tiempo para introducirles en algunas de las miles de técnicas que se usan hoy en

día, pero la base de la persuasión es siempre el acceso AL MISMO CEREBRO.

La mitad izquierda de nuestro cerebro es analítica y racional. La mitad derecha es

creativa e imaginativa. Esto es una simplificación, pero sirve para lo que quiero

decir. La idea es distraer a la parte izquierda del cerebro manteniéndola ocupada.

Idealmente, el persuasor genera un estado alterado de conciencia, haciendo que

uno pase del estado beta de alerta al alfa; esto se puede medir en una maquina de

electroencefalogramas (EEG).

En primer lugar, déjenme poner un ejemplo de distracción de lado izquierdo del

cerebro. Los políticos usan estas poderosas técnicas todo el tiempo; los abogados

usan algunas variantes que, según me han dicho, llaman “apretar el lazo”. Piense

por un momento que está viendo a un político dando un discurso.

En primer lugar, debe de crear lo que se llama “estado de asentimiento”. Esto es

lanzar afirmaciones con las que los oyentes están de acuerdo; deben incluso asentir

con la cabeza mientras habla para mostrar su asentimiento.

Seguidamente vienen los “truismos”. Estos son generalmente hechos que pueden

ser discutidos pero, una vez que el político tiene a la audiencia asintiendo, todas las

posibilidades están a favor de que los oyentes no van a come nzar a pensar por si

mismos, y por lo tanto seguirán asintiendo.

Por último llega la sugestión. Esto es lo que el político quiere que hagamos y, como

hemos estado asintiendo todo el rato, podemos ser persuadidos para aceptar al

sugestión. Ahora, escuche at entamente a mi discurso político y verá que las tres

primeras frases son el “asentimiento” las tres siguientes son “truismos” y la última

es la sugestión.

“Señoras y caballeros: ¿están ustedes preocupados por los precios de los

alimentos? ¿Están cansados de las subidas de los carburantes? ¿Están asqueados

de la inflación descontrolada? Bien, saben que el Otro Partido consintió una

inflación del 18% el pasado año; saben que la criminalidad se ha incrementado en

el 50% en todo el país en los últimos doce meses, y saben que sus salarios a duras

penas les permiten cubrir sus gastos. La respuesta para resolver esos problemas es

elegirme a mi Jonh Jones, para el Senado de los EEUU”. Creo que ya han oído todas

estas cosas anteriormente.

Pero deben buscar también por lo que se llaman “Comandos Ocultos”. Por ejemplo:

al pronunciar palabras clave, el orador hará un gesto con la mano izquierda, que las

investigaciones han demostrado que llegan mejor al cerebro derecho. Los políticos

de hoy en día, orientados a los medios de comunicación son frecuentemente

entrenados por una nueva clase de especialistas que usan todos y cada uno de los

trucos – nuevos y antiguos – para manipularnos y hacernos aceptar a su candidato.

Los conceptos y técnicas de Neuro-Linguística están tan protegidos que he

encontrado que incluso hablar públicamente de ello o publicar resultados por escrito

puede estar sujeto a sanciones legales. Sin embargo el conocimiento Neuro-

Linguístico está al alcance de cualquiera que le dedique el tiempo necesario y pague

el precio requerido. Es una de las más sutiles y poderosas formas de manipulación

a las que me he visto expuesto.

Un buen amigo que asistió recientemente a un seminario de Neuro-Linguistica se

encontró con que la mayor parte de las personas con las que habló durante los

descansos eran gente del gobierno.

Otra técnica acerca de la que estoy aprendiendo es increíblemente resbaladiza; se

denomina TÉCNICA DE INTERCALADO y la idea es decir algo con palabras pero

sembrar una impresión subconsciente de otra cosa en la mente de los oyentes y/o

espectadores.

Déjenme ponerles un ejemplo: Vamos a suponer que está usted viendo a un

comentarista de televisión que afirma lo siguiente: “El SENADOR JOHNSON está

ayudando a las autoridades a solucionar los estúpidos errores de las empresas que

contribuyen a crear los problemas de basura nuclear”. Suena como si fuera la

exposición de un hecho, pero si el locutor enfatiza las palabras adecuadas, y

especialmente si hace los adecuados gestos con las manos al pronunciar las

palabras clave, le pueden dejar a usted con la sensación de que el Senador Johnson

es un estúpido. Ese es el mensaje subliminal de la afirmación, y al locutor no se le

puede acusar de nada.

Las técnicas de persuasión se usan también frecuentemente en asuntos menores

con la misma efectividad. El vendedor de seguros sabe que puede conseguir su

objetivo mucho más fácilmente si consigue hacerle visualizar algo en su mente.

Esa es la comunicación con el lado derecho del cerebro.

Por ejemplo, puede hacer una pausa en la conversación, mirar despacio a su

alrededor en su salón y decir: “¿Puede usted imaginarse esta preciosa casa

quemándose hasta los cimientos?” ¡Por supuesto que usted puede! Ese es uno de

sus temores inconscientes y, cuando usted es forzado a visualizarlo, es usted más

proclive a dejarse manipular para adquirir una póliza de seguros.

Los Hare Krishnas, trabajando en los aeropuertos, usan lo que lo llamo técnicas de

SUSTO Y CONFUSIÓN para distraer al lado izquierdo del cerebro y comunicarse con

el lado derecho. Mientras esperaba un avión, estuve observando como actuaba uno

de ellos durante más de una hora. Usaba el método de saltar delante de alguien.

Inicialmente, su voz era fuerte y después bajaba al llegar al punto de ofrecer un

libro y pedir un donativo para la causa. Por regla general, cuando alguien está

asustado, cede inmediatamente. En este caso, la gente estaba asustada por la

extraña apariencia, súbita aparición y fuerte voz del devoto Hare Krishna.

En otras palabras, la gente se ponía en estado alfa por seguridad, ya que no

deseaban afrontar la realidad que tenían delante. En estado alfa, eran mucho más

sugestionables y cogían el libro; en el momento en que tenían el libro, se sentían

culpables y respondían a la segunda sugestión: dar dinero. Estamos condicionados

para que, si alguien nos da algo, tenemos que entregarle algo a cambio–en este

caso, dinero. Mientras observaba este ajetreo, estaba lo suficientemente cerca para

percibir en muchas de las personas afectadas un signo evidente de estado alfa: sus

pupilas estaban dilatadas.

PROGRAMACIÓN SUBLIMINAL

Las señales subliminales son sugestiones escondidas que solo su subconsciente

puede percibir. Pueden ser auditivas, escondidas tras una música, o visuales,

esparcidas en una imagen o proyectadas en una pantalla tan rápidamente que

usted no las ve conscientemente, o astutamente incorporadas en una imagen o

diseño. Muchas señales audio subliminales en cintas de reprogramación contienen

sugestiones verbales grabadas a bajo volumen . Pongo en duda la eficacia de esta

técnica: si las señales subliminales no pueden ser percibidas, no pueden ser

eficaces, y por lo tanto, las señales subliminales grabadas por debajo de umbral

audible son inefectivas.

La técnica más antigua de señales subliminales audio usa una voz que sigue el

volumen de la música de modo que las señales son imposibles de detectar sin un

ecualizador paramétrico. Pero este sistema está patentado y, cuando quise

desarrollar mi propia línea de cassettes subliminales, vi que era imposible negociar

con el dueño de la patente. Mi abogado consiguió copias de las patentes que

entregué a algunos buenos ingenieros de sonido de Hollywood, pidiéndoles que

crearan una nueva técnica.

Encontraron una manera de modificar y sintetizar psico-acústicamente las

sugestiones de modo que se proyecten en el mismo tono y frecuencia que la

música, dando así la impresión de ser parte de la música. Pero encontramos que,

usando este sistema, no hay modo de reducir varias frecuencias para detectar los

mensajes subliminales. En otras palabras, aunque las sugestiones son escuchadas

por la mente subconsciente, no pueden ser monitorizadas ni siquiera con el equipo

más sofisticado.

Si nosotros fuimos capaces de descubrir esta técnica tan fácilmente como lo

hicimos, no quiero ni pensar lo sofisticados que han debido de llegar a ser estos

sistemas, teniendo a disposición de los investigadores los fondos ilimitados del

gobierno y de los publicistas. Tiemblo al pensar en la manipulación propagandística

y publicitaria a la que estamos expuestos diariamente. Simplemente no hay modo

de saber lo que se esconde bajo la música que estamos oyendo. Puede incluso que

se esconda una segunda voz bajo que oímos.

Las series de Wilson Bryan Key, Ph.D., acerca de anuncios subliminales y campañas

políticas ilustra muy bien el mal uso que se da a estos sistemas en muchas áreas,

especialmente en anuncios escritos en los diarios, revistas y vallas publicitarias. La

gran pregunta es: ¿funcionan? Y yo le garantizo a usted que lo hacen. No solo por

la respuesta de quienes ha usado mis cintas, sino por los resultados de programas

como los mensajes subliminales que se ocultan tras la música en los grandes

almacenes.

Se supone que el único mensajes es el de no robar: Una tienda de la costa oeste

(de los Estados Unidos) refirió un descenso del 37% en los primeros nueve meses

de prueba. Un artículo de 1987 en el boletín técnico “Boletín cerebro- mente” afirma

que el 99% de nuestra actividad cognitiva puede ser “no consciente”, según el

director del Laboratorio de Psicofisiología Cognitiva de la Universidad de Illinois. El

extenso trabajo acaba con esta afirmación: “Estos hallazgos apoyan el uso de

sugestiones subliminales como sugestiones grabadas en cinta para programas de

adelgazamiento y el uso terapéutico de la Hipnosis y la programación Neuro-

Linguistica”.

MAL USO MASIVO

No puedo contar muchas historias acerca de la programación subliminal, pero en

cambio puede dedicar mi tiempo en advertirles a ustedes de uso sutil de este tipo

de programación. He tenido la experiencia personal de estar sentado en un

auditorio de Los Angeles con más de diez mil personas que se habían reunido para

escuchar un una persona carismática. Veinte minutos después de entrar en el

auditorio, me di cuenta de que estaba entrando y saliendo en un estado de

conciencia alterado. Quienes me acompañaron experimentaron lo mismo. Como se

trata de nuestro trabajo, nos dimos cuenta de lo que estaba sucediendo, pero los

que nos rodeaban no lo notaban.

Observando cuidadosamente, lo que parecían demostraciones espontáneas

resultaron ser, de hecho, manipulaciones perfectas. El único método que puedo

imaginar que fue utilizado para crear el trance es una vibración de 6 o 7 ciclos por

segundo emitida hacia la habitación a través del sonido del aire acondicionado. Esta

vibración particular genera estado alfa, lo que hace a la audiencia altamente

sugestionable. Del 10 al 25 por ciento de la población es capaz de tener estados de

conciencia alterados de manera sonámbula; para esas personas, las sugestiones del

orador, si no son amenazadoras, pueden ser aceptadas cono “ordenes”.

Esto me lleva a mencionar el VIBRATO. El vibrato es un efecto de trémolo que

emiten algunas voces o instrumentos musicales, y sus ciclos por segundo causan

que la gente entre en un estado alterado de conciencia. En un periodo de la historia

inglesa, a los cantantes cuyas voces contenían un vibrato pronunciado no se les

permitía actuar en público porque los oyentes entraban en estados alfa y tenían

fantasías, a menudo de contenido sexual. La gente que va a la ópera o disfruta

oyendo a cantantes como Mario Lanza están familiarizados con este estado inducido

por los cantantes. ELF.

Ahora llevaremos los avisos un poco más lejos. Hay también ELF inaudibles (Extra

Low Frecuency waves = Frecuencias Extra Bajas). Son de naturaleza

electromagnética. Uno de los principales usos de los RLF es la comunicación con los

submarinos. El Dr. Andrija Puharich, un investigador muy respetado, puso en

funcionamiento un experimento para advertir a los ofic iales estadounidenses del

uso que hacían los rusos de los ELF. Unos voluntarios se “enchufaron” de modo que

sus ondas cerebrales pudieran ser monitorizadas. Fueron sellados en una habitación

metálica que no podía ser penetrada por ninguna seña normal.

Entonces, Puharich envió ELF a los voluntarios. Los ELF penetran la tierra y por

supuesto las paredes metálicas. Quienes estaban dentro no podían saber si las

señales estaban siendo enviadas o no. Y Puharich vio las reacciones en los equipos

de EEG: el 30% de las personas dentro de la habitación fueron “poseídos” por la

señal ELF en 6 a 10 segundos. Cuando digo “poseídos”, quiero decir que su

comportamiento siguió las pautas establecidas para unas determinadas frecuencias.

Ondas de 6 ciclos por segundo hacían que los individuos se sintieran

emocionalmente alterados y muy descontrolados. A 8.2 ciclos, se sentían

optimistas…sentimientos elevados, como si hubieran estado haciendo meditación

trascendental de modo magistral tras un aprendizaje de años. De 11 a 11.3 ciclos

inducían ondas de agitación depresiva que llevaban a comportamiento amotinado.

EL NEURÓFONO

El Dr. Patrick Flanagan es un amigo mío personal. En los primeros 60, siendo un

adolescente, Pat apareció en la lista de los mejores científicos del mundo en la

revista Life. Entre sus mucho inventos estaba un aparato llamado Neurófono: un

instrumento electrónico que puede programar sugestiones con éxito a través del

contacto directo con la piel. Cuando intentó patentar el aparato, el gobierno le pidió

que probara que funcionaba. Cuando lo hizo, la Agencia Nacional de Seguridad

confiscó el Neurófono. A Pat le llevó 10 años de batalla legal conseguir su

devolución.

Usando ese aparato, usted no ve ni oye nada; se aplica sobre la piel, que según Pat

es la principal fuente de sensaciones. La piel contiene más receptores para el calor,

el tacto, dolor, vibraciones y campos eléctricos que ninguna otra parte de la

anatomía humana. En una de sus más recientes pruebas, Pat llevó a cabo dos

seminarios para militares: un seminario una noche y otro a la siguiente, porque la

habitación no era lo bastante grande para acomodar a todos ellos a la vez.

Como el primer grupo parecía muy frío y sin respuesta, Patrick pasó todo el día

siguiente haciendo una cinta de audio especial para pasarla en el segundo

seminario. La cinta instruía a la audiencia para que se comportara cálidamente y

para que sintieran hormigueos en las manos. La cinta se pasó a través del

neurófono, que estaba conectado a un hilo conductor situado en el techo de la

habitación. No había altavoces, no se podía oír ningún sonido, pero el mensaje llegó

con éxito a los cerebros de la audiencia.

Fueron cálidos y receptivos y respondieron, de acuerdo con la programación

recibida, de maneras que no puedo relatar aquí. Cuanto más aprendemos acerca

del comportamiento de los seres humanos a través de las avanzadas técnicas de

investigación de hoy en día, más aprendemos a controlar a los seres humanos. Y lo

que más nos asusta es que el medio para apoderarse de todos nosotros ya está en

funcionamiento.

El aparato de televisión de su salón y de su dormitorio está haciendo mucho más

que simplemente entretenerle. Antes de seguir, déjenme apuntar algo más acerca

del estado alterado de la conciencia. Cuando usted entra en estado alterado de la

conciencia, el lado derecho del cerebro toma el control, lo que hace que se

segreguen los opiáceos propios del cuerpo humano: encefalinas y beta- endorfinas,

químicamente idénticas al opio. En otras palabras, uno se siente bien…y uno quiere

tener más.

Unas recientes pruebas llevadas a cabo por el investigador Herbert Krugman

mostraron que, mientras mira la televisión, el cerebro del telespectador muestra

una actividad del lado derecho que supera a la del izquierdo en dos a uno. Para

decirlo más sencillamente: los televidentes están en estado alterado más a menudo

que en estado normal. Están consiguiendo su ración de beta-endorfinas.

Para medir el grado de atención, el psicólogo Thomas Mulholland, del hospital de

veteranos de Bedford, Massachussets, conectó a jóvenes televidentes a un aparato

de EEG que estaba conectado a la TV y la apagaba cada vez que los cerebros de los

niños producían una mayoría de ondas alfa. A pesar de que se les dijo a los niños

que estuvieran atentos, solo unos pocos pudieron mantener la TV encendida más

de 30 segundos. Muchos telespectadores están realmente hipnotizados.

Hacer el trance más profundo es fácil. Una manera sencilla es colocar un fotograma negro cada 32 fotogramas de la película que se proyecta. Esto crea un ritmo de 45 por minuto que solo es percibido por la mente subconsciente: el ritmo ideal para general una hipnosis profunda. Los anuncios o sugestiones que contienen este tipo de proyección son aceptados más fácilmente. El alto porcentaje de espectadores que tienen capacidades sonambulísticas pueden aceptar esas sugestiones como órdenes, siempre que no pidan al espectador que haga algo contrario a su moral, su religión o su autoconservación.

El medio para poseernos está ahí. Para la edad de 16 años, los niños han pasado de 10.000 a 15.000 horas ante la televisión: eso es más tiempo del que pasan en el colegio. En la casa media, la televisión está encendida una media de 6 horas y 44 minutos al día, con un incremento de 9 minutos al año durante la década de los 70.

Actualmente es obvio que no están mejorando las cosas…nos movemos rápidamente hacia el mundo en alfa, posiblemente muy parecido al “1984” de Orwell: plácido, ojos vidriosos y respondiendo obedientemente a las instrucciones.

Un proyecto de investigación llevado a cabo por Jacob Jacoby de la Universidad de Purdue, encontró que de 2.700 personas probadas, el 90 por ciento entendieron mal cosas tan sencillas como los anuncios y la serie “Barnaby Jones”. Unos minutos después de haberlo visto, el espectador medio contestaba mal de 23 a 36 % de las preguntas acerca de lo que había mirado. Por supuesto ¡estaban entrado y saliendo continuamente de un trance! Si usted entra en trance profundo, debe recibir instrucciones de recordar, de lo contrario olvidará automáticamente.

Solo he tocado la punta del iceberg. Si se combinan mensajes subliminales bajo la música, efectos visuales hipnóticos, ritmos musicales mantenidos inductores de trances…tenemos un lavado de cerebro extremadamente efectivo. Cada hora que usted pasa delante de la TV es usted más sugestionable. Y, en caso de que piense que la ley no permite estas cosas, está equivocado. ¡No lo hace! Hay un montón de gente poderosa que prefiere que las cosas se queden como están. ¿Tal vez tienen algún plan?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: